El uso de los cepillos interproximales

Hoy queremos mostraros para qué sirven y cómo usar los cepillos interproximales. Es probable que muchos de vosotros no sepáis de la existencia de este tipo de cepillos, incluso que los hayáis visto en las farmacias y no sepáis muy bien para qué se utilizan.

El cepillo de dientes convencional es muy efectivo a la hora de eliminar la placa bacteriana, sin embargo, no lo es tanto cuando esta placa se encuentra situada entre los dientes, por eso es tan importante el uso de la seda dental y colutorios. Sin embargo podemos usar este tipo de cepillos más pequeños cuando no nos guste la sensación de pasarnos la seda o no tengamos mucha destreza con ella. Los cepillos interproximales están especificamente indicados cuando se tiene ortodoncia, implantes, prótesis fijas o periodontitis.

Existen varios tipos de cepillos inteproximales, los hay con el mango recto o en ángulo de 90 grados, los primeros son para los dientes delanteros y los segundos tienen esa forma para ayudar al acceso hacia los dientes posteriores. La otra diferencia estriba en el tamaño de las cerdas, es importante que tu odontólogo indique el tamaño correcto para evitar hacer daño a las encías.

Su uso es muy sencillo, simplemente hay que insertar el cepillo en el hueco entre los dientes y hacer un movimiento hacia delante y atrás, sin hacer giros y repitiendo este movimiento varias veces. Cuando cambiemos la zona a limpiar, hay que aclarar el cepillo. Al igual que los cepillos convencional, hay que sustituirlos cuando las cerdas estén deterioradas o el alambre interno se encuentre defectuoso.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search

+

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies