¿Lactancia materna o artificial? Consejos para que tu bebé tenga una boca 10

Es bien conocido que la lactancia materna tiene enormes beneficios nutritivos, inmunológicos y emocionales para el bebé pero, además, favorece el desarrollo neuromuscular debido al ejercicio que debe de realizar el bebé para conseguir alimentarse y promueve la respiración nasal del bebé evitando adquirir hábitos inadecuados de respiración oral.

En los primeros meses, hasta que el bebé se adapte a la vida, es normal que la lactancia materna se realice a demanda pero, poco a poco, este hecho ha de desaparecer debido a que la ingesta constante de leche tanto materna como artificial produce una bajada de ph y un ambiente proclive para el desarrollo de la caries. Por ello, una vez transcurrido un tiempo prudente, ha de establecerse unos horarios y no olvidar limpiarle la boca a tu hij@ después de las tomas, sobre todo, en la nocturna, ya que es el momento en el que está más desprotegido por la disminución de la saliva durante la noche.

¿CÓMO DEBO DE REALIZAR LA LIMPIEZA A MI BEBÉ?

Hay que pasar una gasita humedecida en agua o suero por toda la mucosa, lengua y mejillas o bien usar un dedal de silicona para limpiar toda la cavidad oral.

¿HASTA QUE EDAD DEBO MANTENER LA LACTANCIA MATERNA?

Alcanzados los 6 meses, la leche comienza a ser más grasa, y el beneficio ya no es tal, ya que comienzan a erupcionar los dientes temporales y aumenta el riesgo de caries. Por ello, a partir de esta edad se debe de empezar a introducir la alimentación sólida poco a poco.

EN EL CASO DE NO PODER ALIMENTARLO CON LACTANCIA MATERNA, SI DEBO USAR EL BIBERÓN, ¿CÓMO TENGO QUE HACERLO PARA MANTENER SU BOCA SANA?

Intenta que el orificio del biberón tenga un flujo similar al que saldría con la lactancia materna para que ejercite la musculatura facial, similar a lo que ocurre al mamar. Evita dar el biberón en una posición muy horizontal para que encuentre algo más de resistencia para obtener la leche y se promueva un correcto crecimiento de la boca. Nunca añadas azúcar, miel, zumos, endulzantes o cereales al biberón. A partir de la erupción del primer diente, evita el biberón nocturno. De no hacerlo, es muy importante que realices la limpieza bucal antes de que tu bebé se duerma. El biberón debe limitarse a los 12 meses. A partir de esta edad, intenta que tu hij@ beba todos los líquidos en una taza.

No olvides que para que tu hij@ se convierta en un adulto con los dientes sanos, ¡Debes proteger y mimar sus dientes de leche!

Si tienes cualquier consulta, no dudes en acudir a Clínica Baracco – Odontólogos. ¡Nuestra odontopediatra cuidará de tu bebé!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search

+

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies