La clínica cumple 40 años: Carta abierta del Dr. Juan Baracco, fundador de la clínica Baracco-Odontólogos

Miro hacia atrás y veo aquel año 1982 muy lejano, pero a la vez me siento satisfecho y agradecido por el largo camino andado desde entonces, trufado de anécdotas y recuerdos, en general agradables y hasta emotivos.
Cuatro décadas ya desde aquellos comienzos en este país generoso, en esta ciudad receptiva y
abierta, y en esta profesión exigente y magnética a la vez.
Yo era nuevo en Madrid y casi nuevo como odontólogo cuando conocí a la Dra. Lola Mur, mujer luchadora y valiente que tuvo que sacar adelante, con veintipocos años y con enorme esfuerzo, a dos hijos pequeños, cuando la terrible guerra civil la dejó viuda, como a tantas mujeres de la época.
Ella ya se jubilaba por lo que me alquiló su clínica, que lógicamente tuve que modernizar bastante, y también me fue presentando pacientes. Por entonces no existían las franquicias dentales y además había pocos odontólogos, por lo que la actividad de la clínica aumentó rápidamente.
Por ello, siempre le estaré muy agradecido a Lola, como también a mi cuñada Pilar y a un matrimonio que hizo de puente entre ambas. Toda gente muy amable, servicial, desinteresada y generosa, esencialmente buena.
Con los años, y sin haberles estimulado jamás al respecto, primero Bruno y después Natalia, nos decían que estudiarían odontología, cuando por charlas familiares intuíamos y ya casi esperábamos a un veterinario y a una profesora.
Me alegré enormemente, pensando sobre todo en la gente que había asistido fielmente a nuestra
clínica, algunos durante décadas, y por quienes en su mayoría sentía cariño. Tendrían una continuidad
en el trato, en la atención, quedarían en manos honradas y profesionales, una continuidad que sin duda
prefería.
Debo decir que los años que trabajamos juntos fueron muy agradables para mí. Los pacientes, que
inicialmente se mostraban reacios al cambio de caras, se fueron acostumbrando totalmente.
Luego llegó mi retirada y la reforma total de la clínica ya a cargo de ellos, con un resultado final
satisfactorio a la vez que necesario. Lo mismo puede decirse de la incorporación de especialistas, que
aportan siempre un plus, como exige la odontología moderna.
Llegue a todo el equipo de CBO mi profunda enhorabuena y mi deseo de muchos años más de labor
sanitaria honesta y responsable.

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search

+

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies