El embarazo es una etapa muy bonita para una mujer pero, sobre todo, en el primer trimestre cuesta encontrar el lado bueno, excepto cuando recibes la noticia de que vas a ser mamá. Aproximadamente, un 50% de las embarazadas sufren náuseas y vómitos durante las 12 primeras semanas, incluso, hay veces que aparecen antes de que el test pueda dar positivo.

Estos vómitos están ocasionados por un aumento de los niveles de progesterona y de la hormona gonadotropina coriónica (originados por el huevo fecundado y por la placenta), que a su vez estimulan el centro emético.

Existen algunas recomendaciones clave a seguir para evitar los vómitos. ¡Toma nota!

  • Deja preparadas unas galletas en la mesita de noche para tomártelas 15 minutos antes de que tengas que ponerte en marcha e incorpórate despacio. Así puedes evitar la hipoglucemia. Apunte: las galletas de jengibre alivian las náuseas
  • Es muy importante estar hidratada y beber mucha agua pero es recomendable que los líquidos comiences a ingerirlos 3-4 horas después del desayuno (pasada la fase crítica)
  • Reposa sentada 30 minutos después de cada comida
  • Baja un poco el ritmo para evitar fatigarte
  • Apóyate en comidas ligeras: a la plancha, al vapor, la horno..evita los fritos
  • Mastica bien los alimentos para evitar sobreesfuerzos al estómago

 

En el caso de que no consigas evitar los vómitos…Recuerda que:

  • No debes cepillarte los dientes hasta pasados 30-60 minutos, para evitar restregar el ácido.
  • Para neutralizar el ph, haz enjuagues con bicarbonato o flúor
  • No abuses de productos ácidos de forma aislada
  • Después de las comidas, puedes comer un trocito de queso a modo de caramelo. Los lácteos ayudan en la alcalinización
  • No debes olvidar cepillarte la lengua, pero si tienes náuseas, hazlo cuando tengas el estómago asentado (2horas después de la etapa crítica)

 

Ante cualquier duda en esta nueva etapa, pide cita en Clínica Baracco – Odontólogos y te ayudaremos para que todo salga bien. ¡Mucho ánimo!