Es bien conocido que la salud oral juega un papel fundamental en el rendimiento deportivo.  Una vida sana va de la mano con hacer deporte, por ello no debemos descuidar aspectos relevantes que afectan a ambas partes. Algún caso ha saltado a los medios, como el de un conocido futbolista de 1ª división que comenzó a sufrir calambres intensos que le obligaban a quedarse en el banquillo hasta que descubrieron que todo se debía a una causa dental y se resolvió tras el pertinente tratamiento odontológico. Por ello, atent@ a los siguientes factores orales:

  • Maloclusiones: no dotar de una buena mordida o de una correcta posición de las bases óseas puede influir de manera notable en el rendimiento deportivo ¿Por qué? Porque existe una significante asociación entre maloclusiones dentales y patologías musculares y óseas de la columna vertebral, fruto de una mala postura corporal por compensación.
  • Lesiones cariosas o periodontales sin tratar: hablamos de focos de infección local que pueden pasar a ser sistémicos, diseminándose a otros órganos, músculos, etc; comprometiendo su estructura y obligando al deportista a dejar los entrenamientos durante días o semanas hasta su recuperación, debidos a la fatiga muscular y sus complicaciones.
  • Disminución de la salivación: la saliva es el agente protector bucal por excelencia. Cuando se intensifica la actividad física, la frecuencia cardiaca se acelera, al igual que la respiración y provoca sequedad bucal.
  • Bruxismo: debido a la presión de las competiciones, en ocasiones, el deportista libera su estrés por las noches en forma de bruxismo. Hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes, desgastando los mismos, hipertrofiando la musculatura facial, contracturas a nivel de cuello y cervicales y provocando daños en la articulación

Por todos estos factores que entorpecen el rendimiento académico es importante que tomemos las siguientes medidas:

  • Constante hidratación con agua y sin abusar de las bebidas energéticas. Éstas tienen un alto porcentaje de azúcares y pueden producir un fuerte efecto erosivo en los tejidos dentales y la aparición de caries. Además de contener un alto porcentaje de sustancias estimulantes que pueden causar: taquicardia, hipertensión, dificultad de concentración, insomnio…
  • Correcta higiene bucodental y revisiones periódicas como mínimo dos veces al año para garantizar un buen estado de salud oral
  • Férula de descarga en el caso de ser bruxista
  • Ortodoncia: si existe maloclusión para evitar problemas en la postura corporal, la columna vertebral y respiración oral.
  • Dieta equilibrada
  • Protectores bucales: si el deporte es de contacto o existe riesgo de traumatismo para evitar fracturas dentarias, lesiones en los tejidos blandos, en la articulación..
  • No fumar: el tabaco causa una disminución de la capacidad pulmonar, afectando a la oxigenación y al rendimiento
  • No ingerir alcohol: el etanol tiene un efecto depresivo y reduce las capacidades y los reflejos. Aumenta el peso corporal, los movimientos se ralentizan y se pierde coordinación.

 

¡Vive el deporte con salud y llegarás más lejos! Si tienes cualquier duda, puedes pedir cita y ¡Clínica Baracco – Odontólogos cuidará de ti!